(R)EVOLUCIONES en la Tierra del Diablo PDF Imprimir E-Mail
Thursday, 24 de June de 2010

Grupo Zuburbios.

r_dsc01170.jpgZuburbios; colectivo cultural multiartístico de Bahía Blanca. Algo así como una profusión de almas trabajando en conjunto con la esperanza lucida en el desarrollo de todos los mundos; trabar una unión con la creencia real en las personas y la necesidad de expresión.

La juventud quizá sea una virtud fundamental del colectivo; no tener una postura mesiánica, tanto para el exterior como en el interior del conjunto. Nadie tiene, ni es, autoridad, no hay un dogma; cada persona necesita su libre desarrollo, esto no supone decir que la dirección del grupo va de la mano con modas o vanguardias para lograr esa frescura moderna como vacuidad intelectual que sólo es superficie, sino que apuesta a la acción más que a la segregación; el que no produce no prospera, esto no significa una orden si no una herramienta que deja la experiencia.

Es un colectivo que conjuga la prepotencia de trabajo ante la apatía general, en contra de la masividad comunicacional nociva. Al margen de un campeonato artístico con premio y letra de cambio que supone “libertad cultural”, Zuburbios se convierte en una propuesta que difiere con un mundo carcelario y mentiroso. Propuesta con respuesta inmediata para crear otra realidad todos juntos: ZUBURBIOS ES UN COLECTIVO CULTURAL DE BAHíA BLANCA para todo(s) el/los mundo(s).

Entrevista con Rodrigo Leiva testigo insurgente y participante fundamental; participante insurgente y testigo fundamental.

 

Para comenzar, y de alguna manera abrir la entrevista para quien no los conoce, ¿Qué es el Grupo Zuburbios?

Zuburbios es un colectivo de actividades culturales. Comenzó siendo un grupo de teatro en el año 2004 y luego se resignificó como elenco itinerante para darle forma al colectivo, que realiza actividades no solamente teatrales sino que abarca también la música, la danza, poesía, dramaturgia, escenografía, etc.

 

¿En qué tipo de prácticas se desenvuelve el Grupo?

Teatro, música, danza, pintura, publicación digital del “Boletín Zuburbial” y dramaturgia propia con carácter social ligado a los hechos históricos y actuales del ser humano.

 

 

¿De dónde proviene la necesidad de su existencia? ¿Por qué nace la práctica?

Queremos un mundo mejor, un mundo de iguales: donde no haya ningún niño con la mirada triste y sin comer, donde las madres puedan dar lo mejor de sí a sus hijos, donde los padres trabajen dignamente… donde el ser humano pueda desarrollarse plena, solidaria, honesta, coherente y consecuentemente con sus pares. 

Concebimos nuestras actividades como aporte a la reflexión para ser mejores humanos y crear un mundo mejor. No abordamos la escena como Mesías (bajando línea) con verdades absolutas en escena, pero sí planteamos situaciones que proponen una profunda reflexión y sensibilización al testigo que presencia el hecho artístico. Por esta razón nace nuestra práctica.

 

 

¿Qué problema o necesidad intenta resolver desde la creación/acción el Grupo Zuburbios?

La necesidad de crear / recuperar una cultura propia, participativa, independiente y autentica; y la unidad de todos los artistas de la ciudad…

 

 

¿En qué grado de desarrollo se encuentra el Colectivo?

 Pleno. Actualmente (abril de 2010) tiene dos obras teatrales en laboratorio (“Día” y “Mesa 20”) ambas de dramaturgia propia, próximas a ser presentadas. 

La obra que hoy tenemos en cartel es el unipersonal “Boxeador. Uno. Dos. Tres”; habiendo presentado “Perro”, “Pasto rojo”, “Focos rabiosos”, “nuestras viejas nos crían nosotros nos juntamos”, “en círculos” y diversos festivales culturales.

 

                                                                      

¿Qué objetivos tienen sus obras?

Insisto, no nos paramos en el rol de ser Mesías con verdades absolutas, simplemente proponemos una reflexión, compartimos una emoción con las historias que vivimos y revivimos en escena.

También es muy importante para nosotros retomar lo que propone Antonin Artaud “los poderes sanadores del teatro”, a través de las prácticas artísticas (cualquiera y todas de ellas: teatro, música, danza, pintura…) cambiar una realidad.

 

 

¿A quiénes van dirigidas?

Particularmente a los adolescentes y a los adultos, por la temática con las que narramos nuestras historias. Pero en laboratorio se está gestando alguna que otra función para niños.

 

 

¿Consideran que es importante el espacio donde se llevan a cabo las obras y su previa elección? ¿Por qué?

Es importante la significación que uno le da al espacio, lo que uno hace del espacio. Proponemos una relación horizontal y dialógica (de diálogo), a la misma altura que los testigos presentes. Un teatro sin escenarios altos que nos separen del público.  

Nos resulta importante la experiencia de actuar en un barrio con la conciencia de que los testigos que se hagan presentes, quizá sea la primera vez que ven teatro. Es maravilloso lograr un contagio y emocionar, para que se multiplique la experiencia de que “si se puede”. Se puede crear un mundo mejor…

 

 

¿Qué reacción buscan generar en el espectador?

Concebimos al público como testigos de un hecho artístico que se sucede en ese momento irrepetible. Entonces generamos ese vínculo en donde todos somos parte de la historia que se cuenta. De cada momento. Espectador no. Testigo sí.  

Buscamos emocionar, conmover. Y en el mejor de los casos, generar una reflexión.

 

 

¿Qué opinan de otros grupos de arte callejero?

Que nunca deben cesar sus actividades… Como la cultura y el arte no se mendigan, ni tampoco se traban por un subsidio que no llega, si no que se hacen, será cuestión de justamente: seguir haciendo.

 

 

¿Consideran que realizan una actividad política?

Si. Es una política a favor de la vida, la inclusión, la igualdad, la posibilidad, el respeto, la libertad y el amor.

Una política en pos de un mundo mejor.

 

 

¿Cómo solventan los gastos del grupo?

Se solventan con el aporte de cada uno de los que participan en la propuesta de trabajo artística. Luego con lo recaudado de las presentaciones, (y siempre que se pueda) se repone y se conforma un fondo común para invertir en luces, libros, o lo que vaya surgiendo como necesidad de las practicas que hacemos.

 

 

¿Alguna vez recibieron algún subsidio?

No.

 

 

¿Recibirían el apoyo económico que pudiera brindar alguna empresa o el Estado?

No del polo petroquímico. Sencillamente porque lo que hace este monstruo empresarial es crear una gran pantalla: auspicia ciclos culturales para entretenernos y hacernos olvidar lo que es evidente: la contaminación que genera a nuestra ciudad. Esa es la cultura Pro infértil: anti vida.  

No del estado si a cambio nos coarta nuestra libertad. El “apoyo” que pueda “brindar” el estado debe ser una obligación, ya que lo único que tiene que hacer es administrar equitativamente los fondos. Redistribuir lo que a cada uno le corresponde. Amparar de esta manera, pero nunca limitar la libertad de creación.

 

 

¿Accederían a cambiar cosas del grupo y de las obras si los auspiciantes lo exigieran?

No. Eso sería nuestra muerte.

IZRL

Mail del grupo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla  

 

 

SECCION CULTURAL: ARTE  (DESTINO SOCIAL)

 

 
< Anterior   Siguiente >
2014 Argentina Arde
Todo el material incluido en esta página requiere para
su utilización o reproducción de autorización expresa del Colectivo Argentina Arde.